BIENVENIDOS

Image and video hosting by TinyPic
Image and video hosting by TinyPic

GRACIAS POR TUS VISITAS.

Image and video hosting by TinyPic


Image and video hosting by TinyPic

HIMNO A TOMELLOSO

domingo, 8 de septiembre de 2013

Tomelloso ciudad del vino pintura y letras (San Antón)

San Antón 


San Antón, patrón de los animales, tiene su fiesta el 17 de enero, aunque en Tomelloso su manifestación más arraigada son las denominadas "hogueras de San Antón" que se celebran cada año la noche del 16. Al calor de esas hogueras, en las que se queman trastos viejos, gavillas de sarmientos, cepas, etc., se reúnen los vecinos, los críos saltan sobre las brasas y tiran petardos y se asan tocinos, chorizos y sardinas que luego son compartidos acompañados con buen vino de la tierra.



El día del santo, además de la bendición de los animales, es típico ir a comprar "el puñao" de frutos secos (castañas pilongas, nueces, avellanas...) en los puestos ambulantes que se levantan en la calle Doña Crisanta.



 Según la tradición cristiana, San Antón ó San Antonio Abad, ó Magno, nació en Koma (Alto Egipto, 251-356). Fue el primer anacoreta cristiano y es considerado como el patriarca de la vida monástica. Padeció en el desierto fuertes tentaciones del demonio. Su fiesta se celebra el 17 de enero, y sus restos se veneran desde el siglo XV en St. Julián de Arlès.



La iconografía popular lo representa como un viejo con una larga barba blanca, apoyado en un bastón en forma de muleta, con una esquila atada y con uno o más cerdos a los pies. En el desarrollo del culto popular tributado a San Antón es necesario individualizarlo en dos aspectos diferentes: uno relacionado con el fuego y las propiedades curativas a él atribuidas, y otro que pone el acento en la función tutelar del santo con respecto a los animales.



Probablemente, uno de los factores del desarrollo en Occidente del culto popular a San Antón se deba a la creencia de sus virtudes curativas sobre el Herpes-Zoster, también llamado fuego sagrado ó fuego de San Antón, enfermedad que afecta a las células nerviosas y se manifiesta con fenómenos epidémicos localizados por todo el sistema nervioso. También suele ser invocado contra la peste, el escorbuto y otras enfermedades que tienen manifestaciones análogas al fuego de San Antón.



Alrededor de las lumbres, levantadas en las plazuelas y en las esquinas de nuestro pueblo se forman corros o círculos de personas unidas por las manos, que giran en torno a la hoguera al tiempo que se cantan viejas canciones populares. 



Como aquella de: la lumbre de San Antón, que salga la vieja del rincón… llamando a los ancianos guarecidos del frío invernal al calor protector del fuego; ó también, cantando en un tono festivo la coplilla de: Antón, Antón, Antón pirulero cada cual cada cual aprenda su juego y el que no lo aprenda/ pagará una prenda.



 En cuanto a la función tutelar sobre los animales, ésta se centra principalmente en el cerdo, extendiéndose también al resto de animales domésticos. En muchos lugares de España, aunque actualmente no en nuestro pueblo, el 17 de enero se celebra una cabalgata en la que aparecen muchos animales que son bendecidos en las iglesias.



El origen de esta protección puede ser la fundación en el siglo XI en Vienne, Francia, de la Orden Hospitalaria de los Antonianos, para atender un hospital allí fundado, al cual aseguraban su subsistencia unos cerdos que los religiosos criaban vagabundeando por las calles y alimentados por los vecinos.



Es posible que debido a esta ocupación de los Antonianos, se pusiera bajo la protección de San Antón primero a los cerdos y luego, por extensión, a todos los restantes animales domésticos.




 REFRANERO 
Por San Antón, crece el día un pasico de ratón.
Las cinco dan ya con el sol del día de San Antón.
San Antón da cueros al lechón, que éstos ya comidos son.
Las cinco dan ya con el sol del día de San Antón
Por San Antón media hora más de sol.




Otros blogs que te pueden interesar.



Image and video hosting by TinyPic

0 comentarios: