BIENVENIDOS

Image and video hosting by TinyPic
Image and video hosting by TinyPic

GRACIAS POR TUS VISITAS.

Image and video hosting by TinyPic


Image and video hosting by TinyPic

HIMNO A TOMELLOSO

sábado, 24 de noviembre de 2012

Tomelloso ciudad del vino pintura y letras. Francisco García Castellanos (s. XVIII) Ermita de San Francisco.

Francisco García Castellanos (s. XVIII)

Importante propietario Tomellosero que en 1736, y a sus expensas, levantó la Ermita de San Francisco en la confluencia de las actuales calle de Don Víctor Peñasco y de Francisco García Pavón. Ermita que permaneció en pie hasta 1936 haciendo las veces de segunda parroquia de la localidad y que finalmente, durante la Guerra Civil, fue acordado su derribo por presentar un mal estado de conservación. 
Antigua ermita de Tomelloso, de una única nave y crucero, estuvo situada en la confluencia de las calles don Víctor Peñasco y Francisco García Pavón hasta su derribo en el segundo semestre de 1936. Su construcción databa de 1736 cuando un rico propietario de Tomelloso, Francisco García Castellano, decidió edificar a su costa una ermita donde venerar una imagen del "Divino Rostro de la Santa Cara de Dios", a la que la vecindad tenía mucha devoción y que se encontraba situada en la pared exterior de su casa. Inaugurada en 1737, prestó servicios religiosos durante todo el siglo XVIII a la vez que servía de lugar de enterramiento para personas devotas a la "Santísima Cara". Años después pasó a denominarse de San Francisco, sobrenombre con el que sería conocida hasta su derribo. Durante gran parte del siglo XIX permaneció abandonada, siendo reparada ya a finales de ese siglo, entarimándose su suelo y sirviendo nuevamente como lugar de culto. En la década de los años 30 del siglo XX su estado de conservación era muy deficiente, de ahí que en varias ocasiones desde el consistorio municipal se propusiera su demolición para dar paso a otro tipo de construcción. Finalmente, una vez iniciada la Guerra Civil, sus imágenes y archivo fueron saqueados y quemados, para pocas semanas después comenzar a ser derribada, proceso que se alargó durante varios meses. En 1962 varios vecinos de la localidad ofrecieron dinero al Ayuntamiento de Tomelloso para que adquiriera de la Iglesia el solar donde había estado la antigua Ermita con el fin de que nunca se edificara en él. Hecho esto así, poco después se construyó un jardincillo con fuente en ese emplazamiento, jardín donde estuvo situada a partir de 1976 la estatua dedicada a Francisco Martínez Ramírez "El Obrero" En 2005 una actuación urbanística sobre esa zona, que eliminó el jardincillo y fuente de los años 60 y construyó una rotonda para regular el tráfico, dejó al descubierto los restos de los antiguos enterramientos de la Ermita, sobre los que se procedió a realizar una rigurosa actuación arqueológica.


Otros blogs que te pueden interesar.




Image and video hosting by TinyPic

viernes, 16 de noviembre de 2012

Tomelloso ciudad del vino pintura y letras. Ángela Peñacarrillo y Morales.

Ángela Peñacarrillo y Morales (s. XVIII)

 Casada con el rico propietario Bartolomé Rodrigo de Villamayor, 
a la muerte de este, construyó a sus expensas la Posada de los Portales de Tomelloso, en 1778, símbolo distintivo de la localidad por antonomasia. Una de las calles de Tomelloso aún lleva el nombre de uno de sus hijos, Juan José Rodrigo.

Posada de los Portales de Tomelloso 








Otros blogs que te pueden interesar.




Image and video hosting by TinyPic

miércoles, 14 de noviembre de 2012

Tomelloso ciudad del vino pintura y letras. Doña Crisanta Moreno Martínez y Don Víctor Peñasco y Otero.

Doña Crisanta Moreno Martínez, procedía de una modesta familia campesina, siendo la quinta de doce hermanos. A los catorce años (1845) se traslada de Tomelloso a Madrid para vivir junto a unos familiares, permaneciendo soltera hasta los treinta y cuatro años, momento en el que se enlaza con el murciano Don Antonio Pardo y Borja (viudo y político), enviudando a los quince meses. Tres años después, se casa en segundas nupcias con el referido Don Víctor Peñasco y Otero.
   También hizo sustanciales cesiones a su pueblo, como fue en 1892 con unos terrenos al Ayuntamiento, con la obligatoriedad de construir el Hospital-Asilo ‘San Víctor’, que ocupó las Hermanitas de Ancianos Desamparados. Esta obra era ejecutada por su sobrino, Laureano Campos. Igualmente, propició la entrada de la línea de telégrafos y telefonía en el edificio del Ayuntamiento.
   En reconocimiento a las donaciones, en 1895 el Ayuntamiento le dedica la calle ‘Cruz Verde’ a ‘Doña Crisanta Moreno’ y ‘La Feria’ a ‘Don Víctor Peñasco’, además de colocar una placa en la sala de plenos. Ahora bien, qué sentido tiene dedicar una vía a alguien, como Don Víctor, qué nada tuvo que ver con este pueblo, ni viajó a la tierra de su señora, quien instó, supuestamente, al Consistorio a renombrar la calle.
   Esta dama falleció en 1901 por diabetes, siendo enterrada en Madrid con funeral de primera clase y música, frustrando los deseos de fijar su residencia definitiva en la localidad, a cuyo efecto tenía adquiridos unos terrenos en la calle Independencia, donde actualmente está ubicada la Casa de Cultura.
   Debido a las malas comunicaciones de la época, la protagonista viajó en escasas ocasiones a su tierra natal, destacando la que hizo en 1893 para visitar el edificio del Asilo, así como otra para cumplimentar a su resobrino, José Andrés Vázquez, con motivo de su enlace matrimonial.

Hospital Asilo

Hospital Asilo (Actualidad)

jueves, 8 de noviembre de 2012

HIMNO A TOMELLOSO. D. PEDRO ECHEVARRÍA BRAVO.







En lo que fue infecundo y “Tomillar del Oso”
levantase imperiosa nuestra gran población,
si emporio de riqueza es nuestro Tomelloso
a bravas mocedades debemos su creación.

Los óptimos viñedos frondosos y lozanos
que alfombran y engalanan su claro verdor.
Los cuidan amorosas y encallecidas manos
que se han hecho famosas en toda nuestra nación.

(estribillo)
Somos manchegos tomellosanos
los que cantamos con frenesí,
a la victoria que conquistaron
quienes legaron tan rica vid.

Hidalgo pueblo, por laborioso
bien te mereces este laurel,
tus fieles hijos de Tomelloso
de ti seremos heraldo fiel.

Cuando la hermosa mano de la vendimiadora
arranca los racimos que grumos de oro son,
los rostros juveniles estan como amapolas
y los cabellos rubios refulgentes como el sol.

Nuestra árida campiña nos muestra las labores
que brazo vigoroso con la esteva surcó,
cantando en la besana relicario de amores
los mozos arrogantes que riegan con el sudor.

(estribillo)
Somos manchegos tomellosanos
los que cantamos con frenesí,
a la victoria que conquistaron
quienes legaron tan rica vid.

Hidalgo pueblo, por laborioso
bien te mereces este laurel,
tus fieles hijos de Tomelloso
de ti seremos heraldo fiel.

Otros blogs que te pueden interesar.




Image and video hosting by TinyPic