BIENVENIDOS

Image and video hosting by TinyPic
Image and video hosting by TinyPic

GRACIAS POR TUS VISITAS.

Image and video hosting by TinyPic


Image and video hosting by TinyPic

HIMNO A TOMELLOSO

viernes, 28 de febrero de 2014

Tomelloso - La majestad del compromiso (FÉLIX GRANDE)


Sólo son verdaderas
 las palabras irreparables
 el amor es precipitado.

Por cada palabra de astucia
de paciencia o temor
de incertidumbre o de cautela
que manche nuestra boca
un amante en su tumba
se volverá de espaldas coronado de asco.

Ten respeto al descanso de los muertos
Comprométete o calla Ven o vete...


Otros blogs que te pueden interesar.



Image and video hosting by TinyPic

miércoles, 26 de febrero de 2014

Tomelloso - Las piedras (FÉLIX GRANDE)


Hermana, eras lo mismo que un árbol muy pequeño,
un árbol al que el viento depositó en la arena;
llegó una ola de agua, llegó una ola de pena
y me quedé mirando tu mirada y tu sueño;

o bien, yo estaba solo, solo como otras veces
frente al mar, y llegaste ante mí, silenciosa;
te sonreí despacio por darte alguna cosa:
yo ya no podía darte los panes y los peces;

a veces veo que lloras, que tu pasado suena,
a veces yo quisiera llorarte mi pasado,
mirándonos al fondo quisiéramos llorar;

mirándonos al fondo del tiempo, de la pena,
se pasará el futuro, y cuando haya pasado,
hermana mía, iremos, mirándonos, al mar.


Otros blogs que te pueden interesar.



Image and video hosting by TinyPic

martes, 25 de febrero de 2014

Tomelloso - Lo Fugitivo (FÉLIX GRANDE)



Mi recién conocida Loba
no nos pidamos groseras garantías.
 Que dure un día un año un mes
es lateral en el amor
que se acabe es su precio
que duela luego es su victoria

Seamos servidores del amor
y jamás sus contables
cierto que viene para irse

como nosotros
como nosotros…


Otros blogs que te pueden interesar.



Image and video hosting by TinyPic

lunes, 24 de febrero de 2014

Tomelloso - Madrigal (FÉLIX GRANDE)


Palabra, dulce y triste persona pequeñita,
dulce y triste querida vieja, yo te acaricio,
anciano como tú, con la lengua marchita,
y con vejez y amor aclamo nuestro vicio.

Palabra, me acompañas, me das la mano, eres
maroma en la cintura cada vez que me hundo;
cuando te llamo veo que vienes, que me quieres,
que intentas construirme un mundo en este mundo.

Hormiguita, me sirvo de ti para vivir;
sin ti, mi vida yo no sé lo que sería,
algo como un sonido que no se puede oír
o una caja de fósforos requemada y vacía.

Eres una cerilla para mí, como ésa
que enciendo por la noche y con la luz que vierte
alcanzo a ir a la cama viendo un poco, como ésa;
sin ti, sería tan duro llegar hasta la muerte.

Pero te tengo, y cruzo contigo el dormitorio
desde la puerta niña hasta la cama anciana;
y, así, tiene algo de pálpito mi puro velatorio
y mi noche algo tiene de tarde y de mañana.

Gracias sean para ti, gracias sean, mi hormiga,
ahora que a la mitad de la alcoba va el río.
Después, el mar; tú y yo ahogando la fatiga,
alcanzando abrazados la fama del vacío.


Otros blogs que te pueden interesar.



Image and video hosting by TinyPic

sábado, 22 de febrero de 2014

Tomelloso - Mientras desciende el sol… (FÉLIX GRANDE)


Mientras desciende el sol, lento como la muerte,
observas a menudo esa calle donde está la escalera
que conduce a la puerta de tu guarida. Dentro
se encuentra un hombre pálido, cumplida ya, remota
la mitad de su edad; fuma y se asoma
hacia la calle desviada; sonríe solitario
a este lado de la ventana, la famosa frontera.
Tú eres ese hombre; una hora larga llevas
viendo tus propios movimientos
pensando desde fuera, con piedad,
las ideas que en el papel pacientemente depositas;
escribiendo, como fin de una estrofa,
que es muy penoso ser, así, dos veces,
el pensarse pensando,
la vorágine sinuosa de mirar la mirada,
como un juego de niños que tortura, paraliza, envejece.

La tarde, casi enferma de tan lejana,
se sumerge en la noche
como un cuerpo harto ya de fatiga, en el mar, dulcemente.
Cruzan aves aisladas el espacio de color indeciso
y, allá al final, algunos caminantes pausados
se dejan agostar por la distancia; entonces
el paisaje parece un tapiz misterioso y sombrío.

Y comprendes, despacio, sin angustia,
que esta tarde no tienes realidad, pues a veces
la vida se coagula y se interrumpe, y nada entonces
puedes hacer contra ello, más que sufrir un sufrimiento,
desorientado y perezoso, una manera de dolor marchito,
y recordar, prolijamente,
algunos muertos que fueron desdichados.


Otros blogs que te pueden interesar.



Image and video hosting by TinyPic

viernes, 21 de febrero de 2014

Tomelloso - Mudo que rompe a hablar (FÉLIX GRANDE)


He querido expresarme
Toda mi vida he querido expresarme.
No tengo otro destino, otro afán, otra ley.

Fui actos sucesivos
y el olvido que destilaban
los corroía a ellos ya mí.

Sobre los actos fui palabras
y ellas buscaban una lumbre
que no me calentaba a mí.

Palabras y actos juntos
nada son sin placer del cuerpo.

Ahora regreso de esa vida umbría
buscando siempre calor de mujer.
Palabras y actos sólo allí me expresan.

Tu piel junto a mi piel, eso es lenguaje.

Todo cuanto pretenda enmudecerlo
maldito sea.


Otros blogs que te pueden interesar.



Image and video hosting by TinyPic

jueves, 20 de febrero de 2014

Tomelloso - Noria de noches (FÉLIX GRANDE)


Otros sufren de hambre o padecen prisión
o viven con vergüenza o con humillación
o rumian una culpa o aguardan un perdón

Yo llevo este secreto que va en mi corazón

Otros están enfermos y se sienten morir
o elaboran de noche la manera de huir
o fatigan las calles sin saber dónde ir

Yo guardo mi secreto y no puedo dormir

Otros en la miseria callan con estupor
o en la tortura aprietan los dientes y el honor
o solitarios llenan las calles de dolor

Yo me entro en el silencio con la palabra amor.


Otros blogs que te pueden interesar.



Image and video hosting by TinyPic

miércoles, 19 de febrero de 2014

Tomelloso - Para envejecer juntos (FÉLIX GRANDE)

LAS MANOS…

 Para envejecer juntos nos cogemos las manos,
yo miro tu sonrisa, tú miras mi tristeza;
irán saliendo arrugas en mi alma y tu cabeza
y canas sobre nuestros espíritus humanos;

idéntica vigilia caerá en nuestras historias:
ver al tiempo ir cerrando una a una las ventanas,
me sonreirás lo mismo que todas las mañanas
y será como un ramo de flores mortuorias;

tú eres ese recuerdo que he de tener un día,
yo soy esa nostalgia que poblará tu frente
cuando ya sea un anciano, amada, anciana mía;

pienso en ese futuro tranquilo y arrugado
como en dos viejos libros qua ya no lee la gente,
con tanto como habrán, en silencio, aguardado.


Otros blogs que te pueden interesar.



Image and video hosting by TinyPic

martes, 18 de febrero de 2014

Tomelloso - Por los barrios del mundo viene sonando un lento saxofón (FÉLIX GRANDE)


Mientras que William Faulkner
halla los agrios del lenguaje,
hoza en Yoknapatawpha
levantándola hirviéndola
cuida la construcción feroz
de una nueva novela y cuida
su innegable talento epilepsíaco;
mientras que William Faulkner
irrumpe en el conflicto negro
con un relincho ambiguo, ahíto
de tradición, desprecio al Norte,
discurso estéril e insensato orgullo,
los negros, muchos negros,
algunos negros, inflamados de
la horrible historia del Mississippi,
con la memoria chorreando
por el sudor del algodón
y varios siglos de negros abuelos
retumbando a sus pies bajo el tiempo y la tierra,
cantan, vense impelidos
a seguir componiendo
música entre paréntesis:
negro spirituals.

Mucho de lo que vimos
es vida entre paréntesis.
Blancos segando arroz en Tarragona
con el agua a los muslos,
las sanguijuelas de los arrozales
alimentándose de ellos.
Periódicos occidentales
informando de blancos muertos
en el frente, o de hambre,
o bajo un viejo caserón derruido.
Blancos en paro. Blancos en exilio.
Blancos dando betún
sobre sus cartucheras.
Blancos bebiendo el vino
de la derrota disfrazada.
Blancos buscando
la propia estimación en los burdeles.
Blancos meditativos, ingresando,
amargura sobre amargura,
en el cinismo, esa
sublimación para los faltos de recursos.

Del Sena al Plata,
del Támesis al Rin,
un rumor blanco busca desperdicios
y hurga en la realidad hostil
y en su razón, dispersa e inarmónica
de parietal a parietal.
Siglos también de abuelos blancos
entre jornadas de trabajo tensas,
fruta difícil, carne retorcida,
el barro insomne de las botas
de los soldados, el capote
de campaña, la emisora que menciona
el Mississippi blanco,
el blanco linchamiento con bala,
la actividad enfebrecida
del ginecólogo oficiando
sobre el mantel que el tirón de la guerra
arrojará en el suelo
quebrando su momentáneo contenido;
los tugurios en donde
blancos desconcertados
se pliegan y se venden, borrachos
de vino y blancura injuriada,
siglos también de abuelos blancos
con sus ingenuos hospitales,
su herencia pavorosa, sus bolsillos
llenos de migas o sus sienes
llameantes de lucidez o de torsión,
hacen pensar en una música
con paréntesis, con incisos,
con bárbaros interrogantes,
con desconcierto, con corcheas de ojos,
mordentes de sarcasmo,
calderones de confusión,
accelerados de vasto gruñido:
blanco spirituals
(Tú lo sabes, James Baldwin:
no es sólo tu color.
Esa es la lenta trampa
que quisieran hacer reinar.
Tú lo sabes, James Baldwin:
te necesitan negro para odiarte,
para sobrevivir bajo su miedo
mediante el odio. Pero,
tú lo sabes, James Baldwin:
también te necesitan
desclasado, desocupado, disponible
para usarte los brazos
a bajo precio. *Extiendes
tu mirada en los barrios de Europa,
oteas los indios sudamericanos,
te achicharras sobre la India,
te sumes en las periferias
de las ciudades industriales
y ves hermanos de otras razas
discriminados, repudiados
en la otra piel del hombre: el sueldo,
en la otra piel del hombre: la cultura,
en la otra piel del hombre:
la libertad.
Tienes hermanos de otras razas,
todo sudor es familiar,
toda miseria lleva
escupitajos en la piel.)

De Charlie Parker a Edith Piaf
un diluvio de negro spirituals
y de blanco spirituals llueve
sobre la civilización;
llueve piaf; llueve parker, llueven
Manolo Caracol, Louis Armstrong empapa
Discépolo, John Coltrane, Billie Holliday.
Es un agua que se introduce
por las fisuras de los Parlamentos,
por las rendijas de los programas,
por los agujeros de la ONU,
empapada la estrategia, moja
a la inmortalidad y la encoge,
hincha las oscuras maderas
de los ataúdes y congela
todo el grandioso fuego de vivir.
Llueve toda la tarde, llueve
toda la noche: y tras la ventana
en que repiquetea la lluvia
ese diluvio es observado
por un blanco o un negro
mientras que suena un saxofón
y llueve.

*( Entre 1915 y 1918 emigraron hacia las industrias del norte de los Estados
Unidos medio millón de negros del Sur de los Estados Unidos. Para evitar la
desbandada que tanto había jurado desear, el K.K.K. de los Estados Unidos
desencadenó una campaña de terror. Tan pintoresca fraternidad dio como
resultado setenta y siete negros linchados y catorce quemados en público
once de ellos, vivos. (Ver Los viajeros de la libertad, pág.10. Edit. Fontanella
Barcelona, 1963.)



Otros blogs que te pueden interesar.



Image and video hosting by TinyPic

lunes, 17 de febrero de 2014

Tomelloso - Rondó (FÉLIX GRANDE)


Mirando tu cuerpo desnudo
recuerdo el origen del mundo

 Creo en la materia que se busca
Ven misteriosa boreal
Creo en la tiniebla que se encarna
Ven misteriosa boreal
Creo en la energía que se organiza
Ven misteriosa boreal
Creo en la majestad de lo enigmático
Ven misteriosa boreal
Creo en el antiguo canto de los cuerpos
Ven misteriosa boreal
Creo en la mañana de los mortales

Tentando tu cuerpo desnudo
recuerdo el origen del mundo.


Otros blogs que te pueden interesar.



Image and video hosting by TinyPic

domingo, 16 de febrero de 2014

Tomelloso - Se desangraba el universo (FÉLIX GRANDE)


Tu ausencia es una cosa que pesa como plomo
Tu ausencia es una cosa dura como metal
Tu ausencia es un enorme barranco al que me asomo
sin tacto sordo ciego igual que un mineral

Tu ausencia es un olor que abrasa mi nariz
Un ruido monstruoso que se cuelga en mi oreja
Un animal sin límites que es todo cicatriz
y que lame mi vida y me la deja vieja

Tu ausencia, esa cosita que no tiene ni abuelo
ni apellido ni forma ni rodilla ni pelo
es sin embargo un bulto majestuoso y profundo

Tu ausencia es una rara prestidigitación
que está vaciando a pausas mi lleno corazón
y que está abarrotando de vaciedad el mundo.



Otros blogs que te pueden interesar.



Image and video hosting by TinyPic

sábado, 15 de febrero de 2014

Tomelloso - Sé involuntaria, sé febril (FÉLIX GRANDE)


Sé involuntaria. Sé febril. Olvida
sobre la cama hasta tu propio nombre.
No pidas. No preguntes. Arrebata y exige.
Sé una perra. Sé una alimaña.

Resuella, busca, abrasa, gime.
Atérrate, mete la mano en el abismo.
Remueve tu deseo como una herida fresca.
Piensa o musita o grita ¡Venganza!

Sé una perdida, mi amor, una perdida.

En el amor no existe
lo verdadero sin lo irreparable.



Otros blogs que te pueden interesar.



Image and video hosting by TinyPic

viernes, 14 de febrero de 2014

Tomelloso - Si tú me abandonaras (FÉLIX GRANDE)


Si tú me abandonaras te quedarías sin causa
como una fruta verde que se arrancó al manzano,
de noche soñarías que te mira mi mano
y de día, sin mi mano, serías sólo una pausa;

si yo te abandonara me quedaría sin sueño
como un mar que de pronto se quedó sin orillas,
me extendería buscándolas, con olas amarillas,
enormes, y no obstante yo sería muy pequeño;

porque tu obra soy yo, envejecer conmigo,
ser para mis rincones el único testigo,
ayudarme a vivir y a morir, compañera;

porque mi obra eres tú, arcilla pensativa:
mirarte día y noche, mirarte mientras viva;
en ti está mi mirada más vieja y verdadera.



Otros blogs que te pueden interesar.



Image and video hosting by TinyPic

jueves, 13 de febrero de 2014

Tomelloso - Félix Grande, poesía y amistad para siempre.

POR CARLOS COTILLAS 
ALCALDE DE TOMELLOSO

Comandadas por Francisco García Pavón y Juan Torres Grueso, junto a otros ilustres hijos de Tomelloso, fundaron la Fiesta de las Letras. 

La relación de Félix Grande con Tomelloso ha sido siempre una relación íntima, directa, constante y podríamos definirla como paterno-filial, a pesar de que, por circunstancias y avatares de la vida, su alumbramiento no se produjera en la ciudad a la que ha estado unido durante toda su vida por sentimientos y raíces y donde, finalmente, reposa junto a sus antepasados.

Siempre ha sido un inagotable placer escuchar a Félix contar sus miles de anécdotas y recuerdos de su vida en Tomelloso...oírlo hablar como fuente incesante de vivencias de su plena admiración por la enorme figura de su abuelo, «el abuelo Palancas» de su padre, continuador de la saga, y del inmenso amor y pasión que sentía por su madre, lo cual dio lugar a una de sus magistrales obras narrativas, de carácter autobiográfico y de la que llegó a confesar que era «el libro que le debía a Tomelloso»: La balada del abuelo Palancas.

Me considero una persona afortunada, no sólo por haber conocido a Félix Grande, sino por haber tenido la oportunidad en un amplio espacio cronológico de tiempo de haber podido experimentar su cercanía y amistad y compartir muy buenos momentos de animada conversación, de tertulias en las que salía a borbotones su pasión por los recuerdos y vivencias de su vida en Tomelloso; de cómo le marcaron para el resto de su existencia, de su llegada a Madrid y su incursión y relación con el mundo de la literatura, la poesía, el flamenco y la cultura, de su relación con la que ha sido su compañera y esposa durante más de 50 años y madre de su única hija, Lupe, Paca Aguirre.

Félix era un hombre profundamente generoso, afable, amigo de sus amigos y siempre dispuesto a ayudar y echar una mano a quien lo necesitase. Con Tomelloso y su Cultura siempre fue muy receptivo y se mostró a disposición de colaborar en lo que pudiera y en todo momento. No en vano fue una de las figuras que, comandadas por Francisco García Pavón y Juan Torres Grueso, y junto a otros ilustres hijos de Tomelloso, fundaron la Fiesta de las Letras, verdadero buque insignia de la Cultura de Tomelloso, a la que contemplan ya más de 60 ediciones, para orgullo de todos. Fue autor premiado, Mantenedor y durante muchas ediciones, hasta el pasado verano de 2013, miembro del jurado, llevando su nombre uno de los premios que dan contenido a las distintas categorías que conforman el palmarés del certamen: el premio local de narraciones Félix Grande.

Escuchando a Félix, a quien era todo un placer hacerlo, así como contemplarlo escuchar y reflexionar en silencio, he tenido la fortuna de aprender y de conocer parte de la historia de Tomelloso en el ámbito cultural y en su terreno más personal e íntimo.

También era apasionante escuchar cómo Félix estaba profundamente agradecido a la figura de su maestro y amigo Francisco García Pavón quién, como primer director de la biblioteca municipal que lleva su nombre, a él y a su inseparable e íntimo amigo Eladio Cabañero, les doblaba el préstamo de libros y les valoraba los trabajos literarios que le exponían cuando García Pavón, sorprendido, vio que dos mozalbetes, uno albañil y otro cabrero repartidor de leche, despuntaban como ávidos lectores de libros de poesía y narrativa y que atesoraban mucho quilates como futuros poetas, a los que había que ayudar y apoyar. No tuvo mal ojo con ellos el genial García Pavón, cual pálpito de Plinio, su personaje inmortal. Fue Pavón uno de los que tanto a Félix, como a Eladio les abrió las puertas de su casa madrileña y de los círculos literarios y culturales de la capital y les dio apoyo, en todo momento, como después hizo Félix, a imagen y semejanza, con otros compañeros y amigos que arribaron a Madrid posteriormente.

Félix siempre destacaba la generosidad y el darse a los demás del carácter y personalidad de la gente de su pueblo y siempre la ejemplificaba, en privado y en público, subrayando que Tomelloso fuera el pueblo que mayor índice de donaciones de sangre arrojaba año tras año. Para Félix no había mejor muestra y testimonio de la generosidad de un pueblo y de su gente que dar la sangre para los demás de forma anónima y desinteresada. Ello hacía que se le iluminase la mirada, especialmente, cada vez que lo recordaba y mostraba su admiración y orgullo tomellosero por ello. Con este detalle y recuerdo es el mejor final que puede tener esta semblanza, reiterando mi agradecimiento por haber compartido con Félix Grande tantos momentos y sensaciones que harán que su recuerdo y su presencia viva, a través de su amistad y de su poesía, siempre perduren.



Otros blogs que te pueden interesar.



Image and video hosting by TinyPic

martes, 11 de febrero de 2014

Tomelloso - Tengo en las manos un jarro de ternura. (FÉLIX GRANDE)


Mira: tengo en las manos un jarro de ternura,
ya no sé si es alegre o es triste estar contigo;
siento la lengua como a una chepa y no te digo
nada que signifique lo que nuestra aventura;

y estar juntos parece la creación entera,
cuánta creación debajo de nuestras cuatro sienes;
a ti y al tiempo tengo, a mí y al tiempo tienes:
somos ricos y pobres, como lengua sincera;

como lengua sincera destruimos, levantamos,
vivimos densamente y nos enamoramos
densamente, en silencio, sufriendo de emoción;

estar juntos parece morir juntos, parece
un jarro de ternura, muy frágil, que estremece
de noción de principio y de fin a la creación.




Otros blogs que te pueden interesar.



Image and video hosting by TinyPic

lunes, 10 de febrero de 2014

Tomelloso - Todos los siglos de la lluvia. (FÉLIX GRANDE)


Sentían espanto por la puesta del sol
se alimentaban de animales horrendos
padecían las nevadas, la lava, las tormentas
tenían únicamente cuevas y brujos y tiranos.

Hoy escucho la lluvia que suena en la ventana
susurrando las sílabas siderales de la horda
como interrogaciones resurrectas.

Emocionado, me arrebujo en tu respiración,
paso la lengua por tu piel dormida
y mientras oigo lentamente la llovizna del mundo
saludo con misericordia a aquellos ancestrales hermanos.




Otros blogs que te pueden interesar.



Image and video hosting by TinyPic

domingo, 9 de febrero de 2014

Tomelloso - Tu ausencia es una cosa que pesa como plomo. (FÉLIX GRANDE)


Tu ausencia es una cosa que pesa como plomo
tu ausencia es una cosa dura como metal
tu ausencia es un enorme barranco al que me asomo
sin tacto sordo ciego igual que un mineral

Tu ausencia es un olor que abrasa mi nariz
un ruido monstruoso que se cuelga en mi oreja
un animal sin límites que es todo cicatriz
y que lame mi vida y me la deja vieja

Tu ausencia, esa cosita que no tiene ni abuelo
ni apellido ni forma ni rodilla ni pelo
es sin embargo un bulto majestuoso y profundo

Tu ausencia es una rara prestidigitación
que está vaciando a pausas mi lleno corazón
y que está abarrotando de vaciedad el mundo.



Otros blogs que te pueden interesar.



Image and video hosting by TinyPic